Estrategia de migración de datos

Reading Time: 3 minutes

La migración de datos puede tener su causa por diferentes razones: cambiar el sistema, mejorar el desempeño de una base de datos, actualizar versiones, o aplicar políticas de seguridad.

La información es un activo esencial para cualquier organización y el potencial de su valor reside en los datos que se deben migrar.

Pero, ¿Qué es la migración de datos?

Este proceso consiste en la transferencia de datos de un sistema a otro y suele tener lugar en momentos de transición provocados por la llegada de una nueva aplicación, un cambio en el modo o medio de almacenamiento o las necesidades que impone el mantenimiento de la base de datos.

Algunos ejemplos son:

  • Actualización de una base de datos.
  • Migración hacia o desde la plataforma de hardware.
  • Migración a un nuevo sistema.
  • Fusión de dos sistemas paralelos en uno solo que se requiere cuando una empresa absorbe a otra o cuando dos negocios se fusionan.

En ningún caso se debe confundir el término migración de datos con otros que, aunque similares, muestra diferencias esenciales en cuanto al número de fuentes de origen y destino de datos o a su diversidad. Consolidación, integración o actualización de datos son procesos diferentes con propósitos distintos.

¿Qué es la migración y cuál es la mejor práctica?

La migración de datos se representa por un proceso de tres pasos: extracción, transformación y carga. En algunas raras ocaciones puede que no haya que realizar una “transformación” pero en general los pasos que sí o sí van a realizarse es la extracción del sistema origen y su carga en el sistema destino.

Hay tres opciones principales para llevar a cabo la migración de datos:

  • Combinar los sistemas de las dos empresas o fuentes en uno nuevo.
  • Migrar uno de los sistemas al otro.
  • Mantener la integridad de ambos sistemas, dejándolos intactos, pero creando una visión común a ambos: un almacén de datos.

La herramienta más indicada para llevar a cabo una migración de datos es una de extracción transformación y carga, frente a opciones menos productivas, como la codificación manual; a otras inaplicables, como la integración de aplicaciones (EAI) o a otras que no aportan todo lo necesario para realizar el proceso con plenas garantías, como es el caso de las de replicación.

¿cómo realizar una migración de datos?

Para llevar a cabo una migración de datos es necesario recorrer los siguientes pasos:

  • Planificación: desde la definición de la estrategia y el alcance del proyecto hasta el análisis de viabilidad.
  • Analítica: considerando variables como la integridad, exactitud o consistencia de los datos a migrar y teniendo en cuenta las características de las bases de datos de origen y destino.
  • Selección de aplicación: puede desarrollarse de forma interna o adquirirse tras evaluar las distintas alternativas.
  • Testing: aplicación de los ciclos de pruebas a las aplicaciones que emplearán la base de datos.
  • Migración: comprende las etapas de extracción, transformación y carga.
  • Evaluación: se trata de medir los resultados y analizarlos, determinando los ajustes necesarios.

Los retos que encontramos en una migración

Pese a que la migración de datos puede ser un proceso sencillo, su implementación puede encontrarse con desafíos a los que habrá que hacer frente.

  • Descubrir que el código fuente de la aplicación de origen no está disponible y el fabricante de dicha aplicación ya no se encuentra en el mercado ya.
  • Encontrar tipos o formatos de datos de origen que no tienen correspondencia en destino: números, fechas, sub-registros.
  • Problemas de codificación que afecten a determinados conjuntos de datos.
  • Existencia de optimizaciones en el formato de almacenamiento de datos, tales como almacenamiento binario decimal codificado, almacenamiento no estándar de los valores numéricos positivos / negativos o los tipos de almacenamiento de los que se excluyen mutuamente sub-registros dentro de un registro.
  • Cuestiones relativas a la aparición de redundancias y duplicidades cuando, al tiempo que se llevaba a cabo la migración de datos, diferentes tipos de usuario empleaban el sistema o aplicación antiguo y el nuevo.

Los mitos de la migración de datos

Quienes se plantean qué es la migración de datos pueden hallarse en una difícil posición, susceptible de caer en creencias extendidas pero carentes de solidez. Comprender las consecuencias de una migración pasa por discernir los mitos que nada tienen que ver con ella:

  • Una migración de datos no es un simple proceso de copia de datos.
  • La migración de datos no se lleva a cabo de golpe, es un proceso complejo que cuenta con sus fases y requiere de tiempo.
  • La migración de datos no puede resolverse sólo desde fuera, es necesario y muy recomendable, contar con el apoyo de los propietarios de los datos.
  • La transformación y validación de datos no puede, en ningún caso, producirse después de la carga. Siempre ha de realizarse antes y el resultado ha de someterse a ciclos de pruebas que demuestren su idoneidad para ser cargado en destino.

Las mejores prácticas

  • Dar a la depuración de datos la importancia que merece.
  • No subestimar el mapeo de los datos.
  • Llevar a cabo las tareas de depuración en el momento oportuno y nunca después de practicada la carga.
  • Preferir las opciones automáticas a las manuales para realizar el perfil de datos.
  • Aprovechar la migración para mejorar la calidad de los datos y de los metadatos.
  • Apoyarse en técnicas de modelado de datos para optimizar la integración.
  • Tener en mente la faceta operativa de los datos y tratar de simplificar la interacción usuaria futura en tareas administrativas, de reporting o de actualización.
Fuente: Powerdata y evaluandosoftware.com

Comments

comments